Los trucos para poder poder remover tus lentillas de manera sencilla

Existen una enorme cantidad de personas que usan lentes de contacto en todo el mundo, ya sea porque tienen algún problema en la vista o que simplemente desean cambiar su color de ojos. En cualquiera de los dos casos, siempre hay que seguir ciertos pasos para colocárselos y retirárselos, sobre todo cuando se es algo nuevo en este tema. Al momento de comenzar a usar lentillas, puede ocurrir que se tengan ciertas dificultades para quitarlas de los ojos, pero no es algo del otro mundo ni mucho menos.

Publicidad

Cuando se presentan este tipo de inconvenientes tan molestos para quitar las lentillas, puede ser que estás se hayan quedado adheridas debido a su uso durante una gran cantidad de horas o porque se han removido del lugar en el que se supone que deberían estar. Incluso si estas lentillas son suaves o rígidas, siempre hay métodos fáciles y rápidos para removerlas sin ocasionarle ningún tipo de daño a la vista. A continuación, mencionamos algunos de ellos y qué hacer en cada uno.

¿Cómo se remueven unos lentes de contacto suaves de los ojos?

Siempre que se van a remover unas lentillas de los ojos, lo primero que se debe hacer un buen lavado de las manos para evitar que se vaya a transmitir algún tipo de bacteria que pueda ser perjudicial para la vista. Adicional a eso, hay que evitar a toda costa secarse las manos con las toallas de baño tradicionales, ya que esto puede ocasionar que las fibras o pelusas del material se almacenen en la vista. Si esto sucede, las probabilidades de que se produzca algún tipo de daño son mayores.

Una vez que se haya encontrado la ubicación específica del lente, hay que humedecerlo con unas gotas para descartar que el problema sea consecuencia de una resequedad en la zona. Una vez que ya la zona haya sido humedecida con unas gotas para los ojos, se debe proceder a masajear el parpado suavemente para que el lente se vaya moviendo del lugar al que se supone que quedó adherido. Ya luego de haber llevado a cabo este procedimiento, el lente debería poder salir de forma fácil y rápida.

¿Cómo retirar los lentes de contacto rígidos sin hacerle daño a la vista?

Al igual que en el caso anterior, hay que lavar muy bien las manos para que estas son sean portadoras de bacterias que puedan dañar la vista. Una vez que se haya encontrado la ubicación exacta del lente, hay que romper la succión que existe entre el lente y el globo ocular. Para ello, hay que ejercer un poco de presión suave sobre el ojo fuera del borde del lente. Es importante resaltar que el ojo no debe ser masajeado como se hizo previamente, ya que esto puede ocasionar que el borde del lente raye lo raye y le haga aún más daño.

En caso de que lo anterior no haya sido suficiente para extraer el lente de contacto, se puede ir a una farmacia y adquirir una ventosa que le permita al usuario extraerlo. Ya el optometrista debería haberle explicado a su paciente qué es exactamente lo que debe hacer.

 

Sobre El Autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados